Ainara Bailes
News

El baile del sol fatima

El baile del sol fatima

¿Ocurrió realmente el milagro del sol?

He aquí los hechos, relatados brevemente por un periodista del que nadie podría sospechar imparcialidad en este asunto, ¡y con razón! Se trata de Avelino de Almeida, redactor jefe de O Seculo, el gran diario “liberal”, anticlerical y masónico de Lisboa:

”  Desde la carretera, donde se agolpaban los coches, y varios centenares de personas se habían quedado, al no haber tenido el valor de avanzar hacia el campo embarrado, se veía a la inmensa multitud volverse hacia el sol, que aparecía en su cenit, saliendo de entre las nubes.

”  Se parece a un disco de plata mate, y es posible fijar los ojos en él sin el menor daño para la vista. No quema los ojos. No los ciega. Se podría decir que se está produciendo un eclipse.

”  La actitud de la gente nos retrotrae a los tiempos bíblicos. Estupefactos y con la cabeza descubierta, observan el cielo azul. Ante sus ojos deslumbrados el sol temblaba, el sol hacía movimientos insólitos y bruscos, desafiando todas las leyes del cosmos, y según la expresión típica de los campesinos, ” el sol bailaba “… ” 1

¿Qué pasó en Fátima con el sol?

Según los relatos de varios testigos, el cielo lluvioso se despejó y el suelo que estaba mojado por la lluvia se secó. El sol apareció “danzando” y “zigzagueando” en el cielo entre nubes rotas, lo que le dio el nombre de Milagro del Sol.

¿Qué día tuvo lugar la Danza del Sol en Fátima?

El Milagro del Sol ocurrió el 13 de octubre de 1917 cerca de Fátima, en Portugal. Miles de personas vieron el sol aparentemente girando en el cielo, volviéndose azul y luego amarillo y cambiando de tamaño, durante unos 10 minutos.

LEER MÁS  Voy a sacar a bailar

El baile del sol fatima
2022

Lucía había pedido a Nuestra Señora que obrara un milagro “para que todos crean que te nos apareces” durante la aparición del 13 de julio de 1917, y en respuesta Nuestra Señora prometió un milagro en Fátima como sigue:  “En octubre os diré quién soy y lo que quiero, y haré un milagro para que todos lo vean y crean”.  Esta profecía de milagro se hizo conocida en todo Portugal, y explica el hecho de que al menos 70.000 personas acudieran el 13 de octubre a Cova da Iria, a pesar del terrible tiempo.

Lucía gritó entonces: “Mirad al sol”, y la inmensa multitud presenció un verdadero milagro. Todos los ojos se volvieron hacia el cielo para ver cómo las nubes negras se apartaban y el sol, que parecía un disco gris apagado, se hacía visible. La multitud se dio cuenta de que podía mirarlo directamente con bastante facilidad, tal y como informó el periódico laico lisboeta O Dia:

“… el sol plateado, … se vio girar y girar en el círculo de nubes rotas. Un grito salió de todas las bocas y la gente cayó de rodillas sobre el suelo embarrado. … La luz se volvió de un hermoso azul como si hubiera entrado por las vidrieras de una catedral y se extendió sobre la gente que se arrodillaba con las manos extendidas. El azul se desvaneció lentamente y luego la luz pareció atravesar un cristal amarillo. … La gente lloraba y rezaba con la cabeza descubierta ante el milagro que habían esperado. Los segundos parecían horas, tan vívidos eran”.

Milagro del sol película

El obispo local abrió una investigación canónica del suceso en noviembre de 1917, para revisar los relatos de los testigos y evaluar si las supuestas revelaciones privadas de María eran compatibles con la teología católica. El obispo José da Silva declaró el milagro “digno de fe” el 13 de octubre de 1930, permitiendo “oficialmente el culto a Nuestra Señora de Fátima” dentro de la Iglesia Católica[2].

LEER MÁS  Zapatos de baile profesionales outlet

En una reunión celebrada el 13 de octubre de 1951 en Fátima, el legado papal, el cardenal Federico Tedeschini, dijo al millón de personas asistentes que los días 30 de octubre, 31 de octubre, 1 de noviembre y 8 de noviembre de 1950, el propio Papa Pío XII presenció el milagro del Sol desde los jardines del Vaticano[3][4] El interés temprano y duradero por el milagro y las profecías relacionadas con él ha tenido un impacto significativo en las prácticas devocionales de muchos católicos[5].

El baile del sol fatima
2021

“Sólo hay dos posibilidades”, me dijo un amigo. “O la gente vio el sol danzando en el cielo o no lo vio”. Hablaba de Fátima (Portugal), donde, hace 100 años, un campo lleno de gente afirmó haber presenciado cómo el sol daba vueltas en el cielo, mostraba muchos colores y, en general, no se parecía a sí mismo durante unos diez minutos. Algunas personas no vieron nada fuera de lo normal. La única imagen conocida no muestra nada inusual.

Personalmente, no tengo ni idea de lo que ocurrió. Pero sí sé esto: el escepticismo consiste en no dar por sentado que se sabe. Podemos decir que es muy improbable que el sol realmente bailara en el cielo. Pero tampoco podemos descartar lo que la gente dice que vio agitando frases como “alucinación masiva” y “delirante”. El enfoque mucho más interesante es asumir que los factores comunes en el testimonio de la gente es muy probablemente un informe factual, que interpretaron de acuerdo con sus creencias previas. Y entonces la pregunta es: ¿qué pudo causarlo?

LEER MÁS  Curso danzas tradicionales para profesores

Por ejemplo: en 1985 hubo un enorme alboroto en torno a una estatua en Ballinspittle de la que se decía que se movía. Hordas de personas acudieron a verla, al igual que a otras muchas estatuas, y muchos dijeron haber visto cómo se movían. La Iglesia católica se mostró, sorprendentemente, indiferente. En el documental televisivo de Karl Sabbagh de 1987, un equipo de cámaras fue a Ballinspittle, montó una cámara en un trípode y la dejó vigilando la estatua toda la noche. Nunca se movió. Pero la gente no se queda quieta; todos nos balanceamos ligeramente. La estatua estaba muy iluminada sobre un fondo oscuro. Cuando una persona se mueve, la estatua iluminada parece moverse en la oscuridad; es una ilusión óptica bien establecida, que Sabbagh ilustró con una imagen tomada mientras movían la cámara. Así pues, aunque las afirmaciones más descabelladas sobre cómo se movían las estatuas pueden atribuirse al embellecimiento y la dramatización, existe una explicación perfectamente razonable de por qué la gente veía lo que decía ver. Y esa explicación nos enseña algo mucho más interesante sobre el mundo y sobre nosotros mismos de lo que jamás habríamos descubierto simplemente descartando todo el asunto como una locura temporal.

Related posts

El cura que baila flamenco

Baile navidad con tu cara

El baile de los fantasmas