Ainara Bailes
News

El baile de berthe morisot

El baile de berthe morisot

¿Se puede congelar el movimiento?

Berthe Morisot nació en 1841 en París, Francia. Su familia era acomodada y durante su infancia sus padres la animaron a ella y a su hermana Edma a tomar clases de arte y reconocieron su talento. Sin embargo, no querían que Morisot fuera una artista profesional. Era sólo un hobby. Formó parte de un grupo de pintores llamados impresionistas. Vea el vídeo para saber más sobre los impresionistas:

Berthe Morisot fue la única mujer del grupo de impresionistas al principio. Participó en la primera exposición en la que el grupo se autodenominó “impresionistas” en 1877. Participó en todas las exposiciones excepto en la de 1879, porque cayó enferma tras dar a luz a su hija Julie. Debido a la actitud de la gente hacia las mujeres en aquella época, no se le permitía salir sola a pintar escenas en bares y cafés, ni siquiera en parques. Muchos de los hombres del grupo de impresionistas pintaban tanto la vida en la ciudad como paisajes. Cuando Morisot se convirtió en artista profesional, escondía sus cuadros y materiales cuando la gente venía a visitarla. Aunque vendió muchos cuadros y tuvo éxito en vida, no estaba bien visto que una mujer se dedicara a la pintura.

Grupo de Danza Isadora Duncan: El arte de Isadora Duncan

Nueva York, Wildenstein & Co. Inc., Loan Exhibition of Paintings: Berthe Morisot, a beneficio de la National Organization for Mentally Ill Children, Inc. noviembre-diciembre de 1960, nº. 47 (ilustrado).

En ocasiones, Christie’s tiene un interés financiero directo en el resultado de la venta de determinados lotes consignados para la venta. Esto suele ocurrir cuando ha garantizado al vendedor que, sea cual sea el resultado de la subasta, recibirá un precio de venta mínimo por la obra. Es lo que se conoce como precio mínimo garantizado. Éste es uno de esos lotes.

LEER MÁS  Escuelas de baile para niñas cerca de mi

Junto a Claude Monet, Camille Pissarro y Pierre-Auguste Renoir, Morisot fue cofundador de la Société anonyme cooperative d’artistes peintres, graveurs (el grupo que se conocería como los impresionistas), y participó en casi todas las exposiciones entre 1874 y 1886. Realizada con pinceladas fluidas y discretas y una luminosa paleta de pasteles, Fillette portant un panier representa lo que algunos críticos consideraron la quintaesencia del impresionismo de Morisot. Su técnica instintiva, su luz radiante y sus pinceladas visibles suavizan las formas, mientras que su insistente negativa a diferenciar entre figura y fondo pintando ambos con la misma intensidad difumina los límites entre objeto y escenario. Como declaró Paul Manzt en su crítica de la Tercera Exposición Impresionista: “La verdad es que si hay un único impresionista en el grupo… es Berthe Morisot. Su pintura… tiene toda la frescura de la improvisación. Aquí es donde realmente encontramos la impresión percibida por un ojo sincero, fielmente plasmada por una mano que no miente” (citado en N. Myers, Berthe Morisot Woman Impressionist, exh. cat., Dallas Museum of Art, 2018, p. 89).

Parte 2 – Los impresionistas, artistas rebeldes del París del siglo XIX

Berthe Morisot estuvo estrechamente vinculada al Impresionismo francés y participó activamente en todas las exposiciones del grupo. Mantuvo estrechos vínculos creativos con Manet, Renoir y Degas, con los que compartía el interés por los temas de la vida cotidiana y la captación de los efectos de la luz. Una mujer recoge la cintura de su blusa suelta por detrás, posiblemente imaginando el efecto de llevar un corsé. La luz, que entra por las dos ventanas que flanquean el espejo en el que se mira, y los reflejos en el espejo crean una rica gama tonal de blancos. La figura de cuerpo entero de la mujer está representada en una pose coqueta, con el hombro izquierdo desnudo y vuelto hacia el espectador. Un espejo de tocador basculante de este tipo era conocido como Psique, título que se dio a este cuadro en varias ocasiones.

LEER MÁS  Sevillanas para bailar en la feria

El Cheval-Glass o La Psyché, como también se le llama, es uno de los cuadros de Berthe Morisot expuestos en la Tercera Exposición Impresionista celebrada en 1877 en el apartamento alquilado por Gustave Caillebotte en el nº 6 de la rue Le Peletier. Las numerosas menciones de la obra en la prensa dan fe de su buena acogida. El ilustrador y crítico Bertall escribió que “Melle Morisot es muy admirada por sus fieles seguidores por la escena de una muchacha con peignoir poniéndose las estancias y por un esbozo igualmente elegante de una mujer en luminosos tonos grises”, mientras que Ballu señaló que “los blancos de su Psyché son de una calidad sorprendente; “y el propio escritor Émile Zola, en su comentario sobre el Salón, subrayó que “este año, Psyché y Joven en su toilette son las dos joyas, en las que los grises y los blancos de los tejidos interpretan una sinfonía muy delicada. “

Berthe Morisot

Berthe Morisot (1841-1895) pasó toda su vida adulta (excepto las vacaciones) viviendo en el barrio parisino de Passy. Fue una de las fundadoras del Impresionismo, una de sus mayores practicantes, una de sus mayores defensoras y una de las mayores artistas femeninas de la historia. Todo ello a pesar de vivir su vida dentro de una jaula dorada, en parte por la etiqueta y las costumbres de su rico entorno social burgués, en parte por la legislación francesa. El Código Napoleón de 1804 había elevado a las mujeres de la categoría de bienes muebles a la de simples ciudadanas de segunda clase con derechos limitados. Liberté, égalité, fraternité eran sólo para los hombres. Francia era una sociedad patriarcal con roles de género claramente definidos.

LEER MÁS  Ella quiere beber ella quiere bailar

Por este motivo, Morisot no podía disfrutar de los temas que sí tenían sus colegas masculinos: no podía pasear sola por el campo, los bosques, las orillas de los ríos y los acantilados. De hecho, fuera de casa necesitaba un acompañante constante. No podía frecuentar bares, cafés, tugurios, salas de baile ni burdeles. Así pues, su temática se limitaba en gran medida a lo doméstico y a la vida familiar en vacaciones y excursiones (donde a veces pintaba paisajes), y sus modelos eran principalmente su familia (especialmente su hija Julie) y sus sirvientes. Por ello, la mayoría de sus cuadros son relativamente pequeños. Y aunque era normal que los hombres pintaran mujeres, no ocurría lo mismo a la inversa.

Related posts

Musica de orquesta para bailar

BAILE DE SALÓN

Juegos y danzas tradicionales de españa