Ainara Bailes
News

Aves que bailan para cortejar

Aves que bailan para cortejar

Extraños y maravillosos pájaros bailarines

El tamaño, el color y la forma pueden ser motivos para que los animales elijan a un individuo en vez de a otro como pareja. Pero en algunas especies, comportamientos que parecen intrincados pasos de baile desempeñan un papel muy importante.

Los machos de urogallo tienen un enérgico ritual de cortejo. En primavera, las aves se reúnen en un terreno abierto, conocido como lek, donde compiten por las hembras realizando una exhibición de pavoneo. De su esponjoso collar de plumas blancas salen dos sacos de aire amarillos (sacos gulares) que el macho infla y emite un inusual sonido de chasquido y silbido. Repiten su exhibición de chasquido corporal en ráfagas de movimiento y sonido para atraer a las hembras de urogallo cercanas.

La época de apareamiento es corta y las hembras de urogallo de las salvias sólo suelen acudir a un lek durante 2-3 días cada primavera. Las hembras visitan a varios urogallos machos antes de elegir una pareja aceptable y se marchan a anidar.

Los saltarines del fango viven en madrigueras fangosas, aunque sus actuaciones tienen lugar en el exterior. Los machos hacen varios movimientos para impresionar a las hembras, como girar la cola, arquear el cuerpo, mostrar la aleta dorsal y tocarse el hocico (el macho toca a la hembra por un lado). También son conocidos por sus impresionantes saltos en el aire. La coloración del cuerpo y de las aletas también puede influir en el interés de la hembra.

Baile de cortejo

Un nuevo estudio, realizado por investigadores del Laboratorio de Ornitología de Cornell, ha descubierto que las preferencias de las hembras son un factor determinante en estos rituales de apareamiento, y las aves del paraíso femeninas dictan qué movimientos de danza, qué llamadas y dónde acaba bailando un macho.

LEER MÁS  Baile de sevillanas con abanico

Tras observar distintas especies y danzas de apareamiento, los investigadores descubrieron que cuanto más colorido es un macho, más complejos son los sonidos que emite. Las aves con movimientos de baile interesantes emiten una mayor variedad de sonidos.

Según el estudio, hay espacio para la autoexpresión dentro de los límites de estos rituales de apareamiento, ya que muchos machos “experimentan” con diferentes movimientos y llamadas sin perder sus cualidades atractivas.

La ubicación también desempeña un papel en el apareamiento de las aves del paraíso, ya que los investigadores descubrieron que los machos que cortejan a sus hembras en el suelo tienen movimientos de baile más complejos que los que intentan atraer a su pareja en las copas de los árboles.

01-01-2023Los avestruces pueden aportar nuevas pistas sobre la tolerancia al calor en los animales01-01-2023Los perfeccionistas son más propensos a desarrollar burnout01-01-2023Científicos desarrollan un material ecológico para purificar el agua

Recopilación de pájaros bailarines parte 2

Una exhibición de cortejo es un conjunto de comportamientos de exhibición en los que un animal, normalmente un macho, intenta atraer a una pareja; la pareja ejerce la elección, por lo que la selección sexual actúa sobre la exhibición. Estos comportamientos suelen incluir movimientos ritualizados (“danzas”), vocalizaciones, producción mecánica de sonidos o exhibiciones de belleza, fuerza o habilidad agonística[1][2][3][4][5][6].

En algunas especies, los machos realizan movimientos rituales para atraer a las hembras. El macho del ave de paraíso de seis plumas (Parotia lawesii) ejemplifica la exhibición de cortejo del macho con su ritual de “danza de bailarina” y sus plumas occipitales y pectorales únicas que sirven para estimular el sistema visual de la hembra[7] En Drosophila subobscura, la exhibición de cortejo del macho se ve a través de los intrincados patrones de tijereteo de las alas del macho y su rápido desplazamiento lateral[8] Estos estímulos, junto con muchos otros factores, dan como resultado la posterior cópula o el rechazo.

LEER MÁS  Baile al aire libre en madrid

En otras especies, los machos pueden mostrar exhibiciones de cortejo que sirven tanto de estímulo visual como auditivo. Por ejemplo, los machos del colibrí de Anna (Calypte anna) y del colibrí calíope (Stellula calliope) realizan dos tipos de exhibiciones de cortejo que implican una combinación de exhibiciones visuales y vocales: una exhibición de lanzadera estacionaria[9] y una exhibición de inmersión[10][11] Al realizar la exhibición de lanzadera estacionaria, el macho muestra una gorguera acampanada y planea frente a la hembra, moviéndose de lado a lado mientras gira su cuerpo y cola. Los movimientos rítmicos de las alas del macho producen un zumbido característico[9]. Cuando realiza una exhibición en picado, el macho suele ascender aproximadamente 20-35 m (66-115 pies) en el aire y luego gira bruscamente y desciende en picado. Cuando el macho vuela sobre la hembra, gira el cuerpo y extiende las plumas de la cola, que se agitan y chocan para producir un breve zumbido[9].

Qué animales bailan para atraer a su pareja

Melissa Mayntz es experta en aves, Master Naturalist certificada, escritora y autora con más de tres décadas de experiencia. Ha publicado en varias revistas nacionales, como National Wildlife Magazine, Bird Watcher’s Digest y WildBird Magazine. Melissa ha estudiado cientos de especies de aves en todo el mundo, viajando a México, América Central, el Caribe, el Pacífico central, Oriente Medio, y más en expediciones de observación de aves.

Entender el cortejo de las aves puede ayudar a los observadores de aves a apreciar mejor los retos a los que se enfrentan para encontrar las mejores parejas para criar a la siguiente generación. Desde bailes de apareamiento, poses alocadas y construcción de nidos hasta otras elaboradas exhibiciones, este comportamiento puede ser fascinante de presenciar. Cuando los observadores de aves reconocen a las aves cortejando, pueden estar seguros de evitar perturbar estos delicados rituales.

LEER MÁS  Look para salir a bailar

El objetivo último del cortejo es atraer a una pareja receptiva, pero hay otros propósitos detrás del comportamiento de cortejo de las distintas especies de aves. Los intrincados movimientos de una danza de apareamiento y los encantadores cantos utilizados para cortejar a la pareja pueden ayudar a distinguir las especies, por lo que las aves se aseguran de elegir parejas genéticamente compatibles. Los distintos comportamientos de cortejo también reducen la agresividad territorial, permitiendo que dos aves se relajen para formar un vínculo de pareja. Dependiendo del comportamiento, la reacción de las aves durante el cortejo también puede demostrar fuerza, salud, inteligencia y atractivo para el apareamiento. Estas acciones permiten a las distintas aves elegir las mejores parejas y asegurar una descendencia viable y sana.

Related posts

Danzas tradicionales segun la comunidad

Canciones para bailes de fin de curso

Bailes de la sierra peruana