El baile en los nuevos tiempos

El baile y la danza han formado parte de la vida del hombre desde la prehistoria; puede decirse que el ser humano lo lleva en su ADN, como una manifestación más de su estado de ánimo, como puede ser el llanto, la risa o cualquiera de nuestras expresiones corporales relacionadas con él. El hombre, y por ende la mujer, son seres danzarines por naturaleza, y no importa cuán primitiva sea su forma de vida: siempre acaban bailando de una forma u otra.

Todas las expresiones de baile tienen su sentido e importancia; pero en la actualidad, y desde hace un tiempo, hemos llevado esta forma de expresión hasta la categoría de “arte”. Eso hace que se haya convertido en algo serio, disciplinado, dotado de un significado profundo como un objetivo vital; y sin embargo, ha producido que se haya vuelto un poco elitista, como si sólo estuviera dirigido a unos cuantos de nosotros, y el resto de personas sólo hicieran una burda imitación de lo que es un baile. ¿Puedes creerlo?

Por eso, esta web no pretende ser una especie de oda a la danza. Sí, estamos de acuerdo en su nivel artístico, y alabamos a aquellos profesionales que hacen de ello la maravilla que es; pero entendemos que incluso alguien con dos pies izquierdos y que se contonea como un pato siguiendo un ritmo inexplicable para el resto de los que lo ven, está definitivamente bailando y expresando sus sentimientos en ese momento. Así, creemos que el baile es una parte del ser humano para ser disfrutada y compartida, teniendo en cuenta que no todos estamos capacitados para ciertos movimientos ni para ciertos ritmos, pero disfrutando si intentamos realizarlos. Porque… eso es lo importante, ¿no lo creéis así?

Discutimos un poco si podíamos dirigir este blog solamente al género femenino, poniendo esta especificación en su cabecera. Aunque pueda parecer un poco discriminatorio, no debéis entenderlo así, y os explicamos el por qué: aunque pensamos que hombres y mujeres disfrutan del baile por igual, y en un momento dado todos pueden llegar a ser estupendos bailarines, consideramos que las mujeres en su gran mayoría tienen cierto lado sensible muy desarrollado, que hace que le den a los pasos y movimientos de sus bailes un carácter especial. Siempre es más fácil encontrar a chicas que bailen bien, o que estén más interesadas en hacerlo, que a chicos, y eso es algo objetivo, dejando atrás valoraciones de su capacidad. Pero a lo que vamos es que, si bailamos en pareja, lo mejor es encontrar a alguien compatible, en el sentido de que sienta los pasos y movimientos justo como nosotros, sea hombre o mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *